Horario

Lunes a Sábado
8 am a 8 pm

Dirección

Av. Chinchaysuyo 820
Urb. Villareal, Chiclayo

Central:

Whatsapp & Llamadas
999 110 980

Rompiendo mitos: Sí es posible ser padre después de una vasectomía.

Aunque la cifra de varones que deciden realizarse la vasectomía con respecto a la de las mujeres que deciden hacerse una ligadura de trompas aún es bastante baja, existe una tendencia en los últimos años por parte de los varones en realizarse la vasectomía como método de planificación familiar, gracias a la sencillez de la operación y la rápida recuperación. Sin embargo, puede darse la circunstancia que una vez hecha esta cirugía vuelva a existir el deseo de tener hijos dentro de la pareja. Si eso ocurre, existen dos alternativas para volver a ser padre después de una vasectomía.

Reversión de la vasectomía

Es el indicado para volver a conseguir un embarazo de forma natural, pero también el menos efectivo cuando de ser padres se trata. Consiste en volver a conectar en una microcirugía los conductos deferentes que fueron seccionados en la vasectomía a fin de que los espermatozoides puedan volver a ser transportados desde los testículos hasta el semen.

La posibilidad de que esta operación, realizada por un urólogo, sea exitosa es variable dependiendo de cada caso y sobre todo del tiempo que ha transcurrido desde que se realizó la vasectomía, siendo mejor cuando menos tiempo ha transcurrido (con 2  años hay un 90% de éxito). Lo aconsejable es hacerlo dentro de los primeros dos años, pues pasado este tiempo la tasa de éxito se reduce hasta en un 40%. No obstante, es importante saber que el éxito de la cirugía no garantiza el embarazo.

Además, se recomienda este procedimiento cuando la pareja tiene menos de 35 años sin otra casusa de infertilidad y se desea más de un embarazo. Se le debe informar a la pareja que existe la probabilidad que se necesite un tratamiento de FIV después de esta cirugía.

Fertilización in vitro con ICSI.

Resultado de imagen para tesa vasectomia

El otro método y el más recomendado también para lograr un embarazo exitoso después de una vasectomía es la fertilización in vitro con ICSI. En este caso, lo primero que se realiza es una biopsia testicular o TESA por sus siglas en inglés (Testicular Sperm Aspiration), mediante la cual a través de una o varias incisiones en el escroto se obtienen una muestra de pulpa testicular donde luego se constata la presencia de espermatozoides.

Luego de obtenidos estos espermatozoides se realiza la fecundación in vitro en un laboratorio a través de un ICSI (siglas en inglés de microinyección intracitoplasmática de espermatozoides). Para esto, previamente se deben haber extraído los óvulos de la pareja a través de una punción folicular

Esta fecundación se lleva a cabo mediante una inyección intracitoplasmática en la que se introduce un espermatozoide en cada uno de los óvulos a los que previamente se les ha retirado la capa externa de las células. Finalmente, se transferirá al útero de la madre uno de los embriones que hayan salido producto de esta FIV.

La ventaja de este tratamiento con respecto a la reversión de vasectomía es que no depende de muchos factores externos para lograr un embarazo, por lo que la tasa de efectividad del embarazo es mayor.

¿Tienes más dudas con respecto a volver a ser padres después de una vasectomía? ¡Déjanos tus comentarios, preguntas y sugerencias!

Tambien te puede interesar:

Fragmentación del ADN espermático

Fragmentación del ADN espermático

¿Qué es y cuál es su relevancia en la Fertilidad? Hablamos de fragmentación de ADN espermático cuando existen lesiones...

¿Qué es un Espermatograma?

¿Qué es un Espermatograma?

Se denomina espermatograma al examen bioquímico y microscópico del líquido seminal (análisis de esperma). Esta prueba...